Arabia Saudí sorprenderá con circuito de F1 que casi no tiene sentido

Arabia Saudí sorprenderá con circuito de F1 que casi no tiene sentido

Arabia ya cuenta con un Gran Premio de Fórmula 1, en la cornisa de Jeddah y donde se correrá este sábado

Foto: The Blade (La Cuchilla) es la primera curva del circuito, sin gradas, al final de la recta de salida y meta sobre un viaducto con una elevación equivalente a la de un edificio de 20 plantas

Publicidad
Internacional
ESPECTACULAR
A Todo Motor

A Todo Motor

hace 3 meses

218

5 minutos de lectura

Compartir:

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en WhatsappCopiar link

Hubo una época en la que todos los nuevos circuitos de Fórmula 1 eran diseñados por Hermann Tilke. Sus obras fueron alabadas por la seguridad que brindan a los pilotos y mucho más criticadas por potenciar carreras aburridas.

No será el caso de un futuro circuito planeado en Arabia Saudí y en el que el alemán ha participado. Para la ocasión Tilke parece haber buscado la inspiración en Mario Kart. No le volverán a tildar de aburrido.

Arabia Saudí ya cuenta con un Gran Premio de Fórmula 1, en la cornisa de Jeddah y donde se correrá este sábado. Y cuando el presupuesto o la financiación no es un problema, por qué no tener un segundo GP. Pero no uno que discurra entre pabellones y rotondas. No, uno mucho más espectacular.

El nuevo circuito, que tiene por nombre Qiddiya City Speed Park Track, se construirá cerca de Riad, la capital del país. El trazado, cuya finalización está prevista para la temporada de F1 de 2027, consta de 21 curvas (tan sólo dos menos que el retorcido circuito de Hanoi, Vietnam) y fluye por el paisaje de la ciudad para ofrecer más de 110 metros de desnivel. El trazado de Spa, en Bélgica, es el más accidentado del campeonato con unos 100 metros de desnivel.

Más curvas, más alto, más…simplemente más de todo parece haber sido una de las condiciones del proyecto. No tiene nada de malo, pero no es ni mucho menos el aspecto más alucinante de esta pista.

Una curva peligrosa y llamada 'The Blade', la Cuchilla

Ese aspecto es lo que los diseñadores del circuito Alex Wurz y Hermann Tilke han llamado The Blade (la cuchilla) en la primera curva. Se trata de una curva, sin gradas, al final de la recta de salida y meta sobre un viaducto con una elevación equivalente a la de un edificio de 20 plantas. Y debajo, un centro comercial.

Lo primero que nos viene a la mente son las posibles consecuencias que pueda tener en esa curva un accidente similar al de Mark Webber en el GP de Valencia en 2010, donde el piloto saldría volando.

Pero también es inevitable preguntarnos si Arabia Saudí necesita un nuevo GP de F1. Las ventas de entradas para el GP de este fin de semana no están siendo un éxito, mientras que en los circuitos históricos europeos, como Monza o Mónaco, están siempre completos.

Este nuevo circuito, del cual se desconoce el presupuesto, no es más que un enésimo ejemplo del soft power de Arabia Saudí para dar una nueva imagen al mundo. Y entre las numerosas acciones de comunicación emprendidas por el reino saudí, su inversión en la Formula 1 es la más importante del campeonato y una de las más visibles, ya sea con el patrocinio de Aramco, la petrolera estatal, o bien el acuerdo para albergar un GP cada año durante 10 años a partir de 2021.

Articulo anterior

Club de Bugguies Santa Cruz, más que máquinas y tuercas pregona seguridad total

Siguiente articulo

China construye un edificio-batería gigante que usa la gravedad para recargar autos eléctricos