El Aston Martin DBX707 se renueva por completo a nivel interior

El Aston Martin DBX707 se renueva por completo a nivel interior

A nivel exterior los cambios que luce esta nueva generación del DBX707 son mínimos

Foto: El habitáculo recibió una nueva consola central

Publicidad
Internacional
CAMBIO
A Todo Motor

A Todo Motor

hace 1 meses

216

5 minutos de lectura

Compartir:

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en WhatsappCopiar link

El Aston Martin DBX707 se renueva por completo a nivel interior y recibe algunos cambios de puesta a punto para seguir siendo uno de los coches de su segmento más deseados del mundo. Así lo reportó el portal Motor Pasión. 

El DBX707, la versión más potente y a partir de ahora la única disponible del DBX (desaparece la versión básica), recibe una importante actualización que afecta principalmente a su equipamiento interior, de forma que deja de tener un sistema de infoentretenimiento anticuado como tenía, sin controles táctiles, y pasa a incorporar los sistemas que ya hemos conocido en los Vantage y en el DB12 en su versión Coupé y Volante.

Ahora el habitáculo recibe una nueva consola central con múltiples botones, un renovado mando selector de marchas ahí integrado y un aspecto mucho más vanguardista y actual que en su antecesor.

Pese a tener una pantalla táctil que los acompaña, no renuncian a los interruptores físicos, ya que incorpora botones para las operaciones mecánicas como selección de marchas, modos de conducción, calefacción y ventilación.

También se incluyen interruptores de control para la suspensión, el ESP y el escape, así como para el asistente de mantenimiento de carril y el control de distancia de aparcamiento. Todo ello se combina con una pantalla de 10,25 pulgadas situada justo en la parte superior del salpicadero, la cual queda muy bien integrada.

En ella se muestra el sistema de infoentretenimiento de Aston Martin. Desarrollado a medida, incluye conexión inalámbrica Apple CarPlay y Android Auto, múltiples conexiones USB-C y conectividad online completa con la aplicación para clientes de Aston Martin.

Tras el volante, que también es nuevo y cuenta con mandos multifunción, encontramos un cuadro de instrumentos para el conductor con una pantalla de 12,3”, 1,5” más ancha que las de los DB12 y Vantage.

También hay nuevos tiradores de las puertas en forma de “D”, unas salidas de aire verticales dispuestas por el habitáculo combinadas con inserciones en cromo brillante o cromo oscuro.

Hay nuevos paneles de revestimiento de las puertas delanteras más grandes y ahora disponibles en una variedad de nuevos materiales, como roble ahumado brillante, malla de titanio brillante y revestimientos actualizados de madera de ziricote, negro piano y fibra de carbono.

A nivel exterior los cambios que luce esta nueva generación del DBX707 son mínimos, por lo que merece la pena hacer un pequeño repaso para que nada pase desapercibido.

Por un lado, hay cinco nuevos colores de carrocería: Black Epsilon, Helios Yellow, Sprint Green, Malachite Green y Aura Green, además del Podium Green que está disponible por primera vez en exclusiva en el DBX707 AMR23 Edition.

Además, hay dos nuevos acabados de llanta: Satin Black en la llanta Fortis de 23" y Copper Bronze en la llanta Forged de 23".

Las wing doors, las puertas con ese característico ángulo de apertura, incluyen ahora unos nuevos tiradores que emergen al desbloquear el vehículo.

También incluye nuevos retrovisores exteriores de cristal enrasado y cabeza giratoria. A diferencia del diseño anterior, en el que el espejo ajustable se movía dentro de la carcasa exterior fija, en la nueva solución todo el conjunto de espejo y carcasa gira como uno solo para proporcionar el ajuste.

Además de ofrecer un mejor alojamiento a la cámara que ayuda a los sistemas de asistencia a la conducción, el diseño de espejo enrasado maximiza el tamaño de la superficie para obtener un mayor campo de visión.

Estos cambios en el interior y exterior se complementan además con una pequeña modificación del software que afecta a los amortiguadores electrónicos y los muelles neumáticos.

Aseguran que han conseguido aumentar el control de los movimientos de la carrocería, con una mejor respuesta, precisión y confianza que se percibe desde el puesto de conducción.

Por lo demás el Aston Martin DBX707 de nueva generación, cuyas primeras unidades está previsto que se produzcan en el segundo trimestre y empiecen a entregarse en el tercero, sigue montando el motor V8 biturbo de 4.0 litros con 707 CV y 900 Nm de par asociado a la caja de cambios automática de 9 velocidades.

El sofisticado sistema de tracción a las cuatro ruedas permite llegar a enviar hasta el 100% del par al eje trasero si así es como quieres conducirlo, y también le permite pasar toda esa potencia al asfalto a través de las llantas de 22 pulgadas de serie o las de 23 pulgadas opcionales, acelerando de 0 a 100 km/h en 3,1 segundos.

Articulo anterior

La Fiat Strada alcanzó las 500.000 unidades fabricadas

Siguiente articulo

Kia deja ver la Tasman, su primera camioneta, en un teaser