El nuevo BMW M4 CS tiene genes de competición típicos de M

El nuevo BMW M4 CS tiene genes de competición típicos de M

El nuevo BMW M4 CS pasa de 0 a 100 km/h en sólo 3.4 segundos y de 0 a 200 km/h en 11.1 segundos

Foto: El motor llega a 550 hp

Publicidad
Internacional
NOVEDAD
A Todo Motor

A Todo Motor

hace 2 meses

285

5 minutos de lectura

Compartir:

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en WhatsappCopiar link

El nuevo BMW M4 CS invita a sus propietarios a experimentar la inimitable sensación M en toda su profundidad y amplitud. Su distintivo perfil de carácter lo sitúa exactamente a medio camino entre el nuevo BMW M4 Competition Coupé con M xDrive -completo con sus recientemente introducidas mejoras de prestaciones, diseño y equipamiento- y la edición especial limitada a 1.000 unidades del BMW M4 CSL. Las prestaciones de pura sangre del nuevo BMW M4 CS son producto de los genes de competición típicos de M, que recuerdan constantemente su presencia en la conducción diaria en carretera y gozan de plena expresión en la pista.

Las prestaciones específicas del motor de seis cilindros en línea del BMW M4 CS, la transmisión M Steptronic de ocho velocidades y la tracción total inteligente M xDrive dan a la nueva edición especial dinamismo y seguridad en cualquier situación. La entrega instantánea de potencia y la tracción optimizada permiten acelerar de 0 a 100 km/h en 3.4 segundos. En las pruebas realizadas en el circuito Nordschleife de Nürburgring -el barómetro definitivo para todos los coches BMW M en lo que se refiere a la receta M de potencia dinámica, agilidad y precisión de manejo-, el nuevo BMW M4 CS registró un tiempo oficial y notarial de 7 min. 21.989 seg. para la vuelta completa de 20,832 kilómetros (12,943 millas).

Motor de seis cilindros en línea desarrollado para el automovilismo deportivo

El carácter de competición del nuevo BMW M4 CS es inmediatamente reconocible y un notable compañero en cada viaje. La edición especial está propulsada por una versión especialmente musculosa del motor de seis cilindros en línea de altas revoluciones con tecnología M TwinPower Turbo desarrollado para la gama BMW M3/BMW M4. La unidad de 3.0 litros ha tenido el rendimiento en circuito como su razón de ser desde el primer día de su desarrollo. De hecho, también es la base del motor del BMW M4 GT3, que ganó el título de turismos del DTM en 2022 en su temporada de debut y siguió en 2023 con victorias absolutas en las carreras de 24 horas de Spa-Francorchamps y Dubái.

Por lo tanto, el motor del nuevo BMW M4 CS también se beneficia de la experiencia en desarrollo de BMW M GmbH y de los muchos años de experiencia en competición que lo avalan. El motor tiene un bloque extremadamente rígido, que cuenta con una construcción sin camisas y 2 de cubierta cerrada, y está diseñado para soportar una presión de combustión muy elevada. El ligero cigüeñal forjado también presenta una excepcional resistencia a la torsión, lo que contribuye a la rápida entrega de potencia del motor y a su apetito por las revoluciones. El revestimiento de hierro pulverizado por arco de alambre de la superficie interior de los cilindros, que también ahorra peso, reduce las pérdidas por fricción. La cabeza, por su parte, tiene un núcleo impreso en 3D. Este proceso de fabricación aditiva permite colocar los conductos del refrigerante en una disposición óptima para la gestión de la temperatura que sería imposible conseguir con los métodos convencionales de fundición de metales. Y el sistema de suministro de aceite, al igual que el de refrigeración, está diseñado para afrontar los retos específicos de uso en circuito, incluidas las altas revoluciones constantes y la aceleración lateral extrema.

Características de rendimiento a medida, sonido distintivo

La tecnología de competición sienta las bases del extraordinario potencial del motor de seis cilindros en línea, que produce una potencia máxima de 550 hp bajo el capó del nuevo BMW M4 CS. Esto representa un aumento de 15 20 hp respecto a las cifras alcanzadas por el motor del BMW M4 Competition Coupé con M xDrive. El aumento de potencia se logró mediante revisiones específicas de la tecnología M TwinPower Turbo del motor y no requirió concesiones en términos de estabilidad o durabilidad. Los ajustes consistieron principalmente en elevar la presión máxima de carga de los dos turbocompresores de recamara sencilla (single scroll) a 2.1 bares y realizar algunos ajustes específicos del modelo en la gestión del motor.

Las mejoras también producen una versión muy específica de las conocidas características de alto desempeño M, con una entrega de potencia instantánea que continúa sin disminuir hasta los escalones más altos de la gama de revoluciones, un tema particularmente dominante. El motor del nuevo BMW M4 CS ofrece un par máximo de 650 Nm (479 lb-ft) desde los 2.750 rpm hasta los 5.950 rpm. Desarrolla su potencia máxima a 6.250 rpm y tiene una línea roja de 7.200 rpm. A la excelente respuesta del motor contribuye una fijación del motor específica para cada modelo, con mayores índices de elasticidad. La rígida conexión entre la unidad de potencia y la estructura del vehículo permite una transmisión especialmente directa de su potencia al tren motriz cada vez que el conductor pisa el acelerador.

La potencia instantánea y el carácter de altas revoluciones del motor allanan el camino para unas cifras de aceleración espectaculares. El nuevo BMW M4 CS pasa de 0 a 100 km/h en sólo 3.4 segundos y de 0 a 200 km/h en 11.1 segundos. El sprint medio de 80 a 120 km/h se resuelve en 2.6 segundos en 4ª velocidad y en 3,3 segundos en 5ª. La velocidad máxima de la edición especial, que viene de serie con el paquete de conducción M, está limitada electrónicamente a 302 km/h.

La entrega de potencia del motor va acompañada de la emotiva banda sonora generada por el sistema de escape de doble ramal, que cuenta con aletas controladas eléctricamente, un silenciador trasero de titanio con un diseño que minimiza el peso y, como es habitual en M, dos 3 pares de tubos de escape pintados en Negro mate. La presencia acústica del motor se ajusta a la configuración de la cadena cinemática seleccionada en el menú M Setup. En los modos SPORT y SPORT+, el sonido del motor adquiere matices de coche de carreras. De este modo se consigue un auténtico dramatismo acústico, especialmente durante los cambios de velocidad y los consiguientes ajustes del régimen de revoluciones.

La transmisión M Steptronic de ocho velocidades, el sistema M xDrive y el diferencial M activo convierten una potencia extraordinaria en unas prestaciones imponentes.

El par motor se transmite a las cuatro ruedas del nuevo BMW M4 CS a través de un cambio M Steptronic de ocho velocidades con Drivelogic. Se acciona mediante la palanca selectora de marchas específica M de la consola central o mediante las levas de cambio de fibra de carbono del volante. El botón Drivelogic integrado en la palanca selectora permite al conductor modificar las características de cambio de la transmisión como desee, con una selección de ajustes disponibles: uno orientado al confort, otro a las prestaciones deportivas y otro optimizado específicamente para el uso en circuito.

La potencia del motor se canaliza hacia la carretera mediante el sistema M xDrive. Esta tecnología inteligente de tracción a las cuatro ruedas utiliza un embrague multidisco controlado electrónicamente en la caja de transferencia para distribuir suavemente la potencia del motor entre las ruedas delanteras y traseras y maximizar así la tracción, la agilidad y la estabilidad direccional en cualquier situación. El suministro de aceite del embrague multidisco se ha optimizado para garantizar que el sistema de tracción total siga funcionando con eficacia incluso en las sesiones más intensas en circuito.

La caída de las ruedas traseras del sistema M xDrive y la forma en que se combina con el diferencial activo M en el eje trasero, cuyo funcionamiento también es totalmente variable, contribuyen a la sensación característica de M al acelerar o tomar curvas. Además, el menú de configuración M permite seleccionar el modo 4WD Sport, que dirige una proporción aún mayor del par motor a las ruedas traseras. Los conductores también pueden desconectar el sistema DSC (Control Dinámico de Estabilidad) y activar la tracción trasera pura mediante el modo 2WD. De este modo, los conductores expertos se involucran en la experiencia de conducción de forma aún más intensa.

Articulo anterior

Fiat Panda 2025 anticipa el regreso del Uno a Sudamérica

Siguiente articulo

Honda y BMW cambiarán la denominación de sus vehículos eléctricos y de combustión