Ferrari apuesta por los motores de hidrógeno para sus deportivos

Ferrari apuesta por los motores de hidrógeno para sus deportivos

La patente revela detalles fascinantes sobre este nuevo motor de hidrógeno.

Foto: Ferrari (Foto: Internet)

Publicidad
Internacional
CAMBIOS
A Todo Motor

A Todo Motor

hace 1 meses

244

5 minutos de lectura

Compartir:

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en WhatsappCopiar link

Ferrari está explorando la frontera de los motores de hidrógeno, evidenciado por la última patente que ha registrado. Este movimiento señala un cambio potencialmente revolucionario en el enfoque hacia las motorizaciones del futuro, incorporando un deportivo con motor invertido de hidrógeno, tecnología híbrida, y tracción a las cuatro ruedas. Un paso audaz para una marca sinónimo de motores de combustión de alto rendimiento.

La patente, titulada Auto provisto de un motor de combustión interna impulsado por hidrógeno, firmada por Fabrizio Favaretto, gerente de innovación en Ferrari, describe un sistema híbrido con un motor de combustión colocado estratégicamente en la parte trasera y un motor eléctrico en la parte frontal. Lo que realmente sorprende es la elección de un bloque de seis cilindros en línea alimentado por gas hidrógeno, una decisión que desvía significativamente de las tradiciones de Ferrari.

Este diseño no sólo desafía las normas establecidas por Ferrari, sino que también replantea el futuro de la propulsión en los superdeportivos. Con depósitos de hidrógeno flanqueando el motor, esta arquitectura presenta un nuevo enfoque para el almacenamiento de energía, enfocándose en la eficiencia y la reducción de emisiones sin comprometer el rendimiento que se espera de un Ferrari.

La patente revela detalles fascinantes sobre este nuevo motor de hidrógeno:

- Configuración del motor: se opta por un motor de seis cilindros en línea, rompiendo con los tradicionales V8 o V12.

- Asistencia de sobrealimentación: un diseño innovador que incluye un sobrealimentador, dos intercoolers, y turbos equipados con motores eléctricos, sugiriendo un sistema híbrido de 48 voltios.

- Orientación inusual: el motor está diseñado para estar invertido, con el cigüeñal situado por encima de los cilindros.

- Tracción trasera: un diseño que apunta a la tracción trasera, con la transmisión colocada detrás del motor.

Esta configuración es novedosa por su enfoque en el hidrógeno como combustible y por su ingeniosa integración de componentes mecánicos y eléctricos, prometiendo mantener la experiencia de conducción emocionante característica de Ferrari.

Articulo anterior

La BMW X5 híbrida enchufable será producida en Brasil

Siguiente articulo

Rally de Pampagrande coronó a “Bacho” Cuéllar