Honda y BMW cambiarán la denominación de sus vehículos eléctricos y de combustión

Honda y BMW cambiarán la denominación de sus vehículos eléctricos y de combustión

En los últimos años vimos cómo muchas marcas debieron realizar modificaciones en sus nomen-claturas o en la manera de identificar a sus vehículos

Foto: La electrificación plantea numerosos cambios en la industria

Publicidad
Internacional
APUESTA
A Todo Motor

A Todo Motor

hace 3 semanas

165

5 minutos de lectura

Compartir:

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en WhatsappCopiar link

La electrificación plantea numerosos cambios en la industria, no sólo en lo que refiere al sistema de propulsión, sino también en infraestructura, diseño y hasta en la manera de denominar a sus productos. En los últimos años vimos cómo muchas marcas debieron realizar modificaciones en sus nomenclaturas o en la manera de identificar a sus vehículos. Algunas sólo incorporaron una “e” para resaltar que se trata de una variante eléctrica y otras eligieron un nombre completamente distinto para diferenciarlos aún más. Estas decisiones que son, en su mayoría, tomadas por el departamento de marketing, a veces no son del todo acertadas o generan cambios más profundos y es lo que sucederá con Honda y BMW. Así lo reportó el portal 16 Válvulas. 

Comenzando por Honda, la firma nipona está apostando decididamente por una gama de vehículos eléctricos que poco a poco se irá ampliando y que contará con todo tipo de formatos, desde SUV’s hasta berlinas. Tras el Honda e, el pequeño citycar que no logró el éxito esperado en Europa, sobre todo por su precio alto y escasa autonomía, el segundo paso fue el e: NY1, derivada de la HR-V… ¿Pero ¿cómo se lee su nombre? Muchos lo deletrean, otros pueden combinar partes en español con otras en inglés, lo cierto es que, de acuerdo a la marca, la pronunciación correcta sería “enyone” (léase “eniuan”), que tampoco tiene un significado o traducción exacta.

Ante tanta confusión, la compañía decidió que de cara a sus próximos lanzamientos, cambiará la forma de denominar a sus eléctricos, dejando de lado la sigla e: N, por una fórmula más simple, que si bien todavía no fue oficializada, el e: NY1 según los rumores podría pasar a llamarse Y1 (Year One) cuando reciba su primera actualización.

Algo parecido es el caso de BMW: tradicionalmente, la firma de Munich identificaba a sus versiones con un número –el primero representa a la serie y los últimos dos correspondía a la cilindrada del vehículo, pero luego con el downsizing perdió el sentido- más una “i”, que era la manera de diferenciar a las versiones con inyección de combustible de las que usaban carburador. Ahora, como la “i” pasó a ser utilizada por la gama de eléctricos –como el i3, iX3, i4 o i5-, según la propia compañía, se presta a confusión por lo que, en el caso de la gama tradicional con motores de combustión, dejarán de lado esa “i” para usar solo el número. De esta manera, el 330i o el 540i, pasarán a ser simplemente 330 o 540.

Articulo anterior

El nuevo BMW M4 CS tiene genes de competición típicos de M

Siguiente articulo

Renault Argentina comenzó a exportar la Kangoo a Brasil