Hyundai reafirma su apuesta por el hidrógeno con el Proyecto N74

Hyundai reafirma su apuesta por el hidrógeno con el Proyecto N74

Conocido internamente como Proyecto N74, el deportivo está siendo desarrollado y contará con tracción trasera

Foto: La marca coreana es una de las que más apuesta por el hidrógeno

Publicidad
Internacional
APUESTA
A Todo Motor

A Todo Motor

hace 4 semanas

191

5 minutos de lectura

Compartir:

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en WhatsappCopiar link

El año pasado, Hyundai llamó la atención con un prototipo de estilo retro que según la marca estaba inspirado en el Pony Coupé de 1974 pero que a muchos también nos recordó al DeLorean DMC12 de Volver al Futuro por su silueta y color. Más allá de ser prototipo, la firma surcoreana no desistió de la idea de convertirlo en un modelo de producción y va por más: quiere convertirlo en el vehículo a hidrógeno más rápido de Nürburgring. Así reportó el portal 16 válvulas.

Según el diario The Korea Economic Daily, la firma de Seúl planea convertir en realidad al N Vision 74. Conocido internamente como Proyecto N74, el deportivo está siendo desarrollado y contará con tracción trasera y puertas con apertura tipo alas de gaviota –curiosamente otro guiño al DeLorean. La novedad es que contaría con una mecánica FCEV de células de combustible de hidrógeno de unos impresionantes 775 CV, muchos más que los 680 CV anunciados en el concept, lo que le permitirá acelerar de 0 a 100 km/h en 3 segundos.

Pero eso no es todo: el plan de Hyundai es probarlo en Nürburgring y establecer un nuevo récord, algo que no será nada fácil ya que el mejor registro quedó en manos del Mercedes-AMG One con un tiempo de 6:35:183. El N74 deberá enfrentar también otro desafío: podrá dar sólo dos vueltas completas al circuito a máxima velocidad antes de agotar su carga, por lo que prácticamente sólo tendrá una vuelta de calentamiento y un único intento de establecer el récord.

Vale recordar que la marca coreana es una de las que más apuesta por el hidrógeno como alternativa a los eléctricos de batería y ya comercializó otros vehículos con tecnología FCEV, entre ellos el actual Nexo. Si bien al igual que el Toyota Mirai, sus ventas son casi testimoniales, sirven para demostrar que la tecnología es perfectamente utilizable, sólo requiere de una red de infraestructura adecuada. Su funcionamiento es similar al de una usina: cuando circula, el vehículo absorbe el aire, que pasa por una serie de filtros y mezcla el oxígeno con el hidrógeno almacenado en los tanques, así produce la energía necesaria para recargar las baterías que alimentan al motor eléctrico. El único “desecho” que se genera de este proceso es agua, que se elimina en forma de vapor por el escape o en forma líquida por un desagote.

Esto mismo es lo que quiere reafirmar con el Proyecto N74 y apuntar además a que se puede utilizar en circuito y equipar a un deportivo de altas prestaciones. Los rumores indican que la compañía tiene intenciones de fabricar una versión definitiva y de calle, aunque sólo serían producidas unas 200 unidades entre 2026 y 2028, con un precio que no será para nada accesible pero que Hyundai quiere demostrar que lo vale.

Articulo anterior

Revive otra tradicional marca de carros rusa

Siguiente articulo

Stellantis invertirá más de $us 581 millones en la planta de Porto Real