Koenigsegg, Bugatti y SSC compiten por tener el auto más rápido del mundo

Koenigsegg, Bugatti y SSC compiten por tener el auto más rápido del mundo

La guerra por hacer el auto más rápido del mundo implica a varios fabricantes muy exclusivos y a las pocas personas en el mundo que se pueden permitir sus modelos, como Koenigsegg, Bugatti y SSC.

Foto: Bugatti Chiron. Foto: Internet

Publicidad
Internacional
MARCAS
A Todo Motor

A Todo Motor

hace 2 meses

272

5 minutos de lectura

Compartir:

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en WhatsappCopiar link

La guerra por diseñar el auto más rápido del mundo implica a varios fabricantes muy exclusivos como Koenigsegg, Bugatti y SSC. Esta competencia no es algo nuevo. Existe, prácticamente, desde que nació el automóvil y ya a principios del siglo XXI se empezaron a organizar carreras y pruebas de velocidad. 

Esto es algo importante para algunos fabricantes a nivel de marketing, porque refuerza la imagen de marca y atrae la atención de personas muy adineradas que buscan en un auto algo más que un simple medio de transporte.

A medida que mejora la tecnología y se superan velocidades más altas, se establecen nuevos umbrales. Al principio, el objetivo era alcanzar los 200 km/h. Luego los 300 km/h. Luego los 400 km/h… Y ahora nos encontramos en el camino de llegar a los 500 km/h.

En eso están marcas como Bugatti, Koenigsegg y SSC, sin olvidar a Hennessey. La casa texana está trabajando en el primer auto de producción en serie “que tiene un promedio en dos sentidos de más de 300 mph (483 km/h). Este es el año en el que lo descubriremos”, ha asegurado John Hennessey.

La compañía afirma que ya tiene preparado el auto y el piloto, así como el equipo de ingenieros que se encargará de todos los detalles. Aunque todavía falta uno: el circuito. Y es que el Venom F5 necesita una pista larga que le permita alcanzar su máxima velocidad. 

El Venom F5 está equipado con un motor V8 de 6,6 litros y dos turbocompresores que le proporciona una potencia de 1.817 CV y 1.617 Nm de par, un auténtico misil con cuatro ruedas. La producción de este auto está limitada a sólo 24 unidades.

Por su parte, Koenigsegg también tiene preparado su auto para superar la barrera de las 300 mph e intentar acercarse a la cifra registrada por el Chiron Super Sport 300+. 

Se trata del Koenigsegg Jesko, sustituto del Agera RS, con un motor V8 biturbo de 5.0 litros que produce 1.280 CV con gasolina convencional y 1.600 CV si se emplea bioetanol E85. Hace poco, batió el récord de vuelta en Gotland Ring, con un tiempo de 2:56,97 minutos.

 

Articulo anterior

El Speed Ultra 7 de Xiaomi está a punto de llegar al mercado

Siguiente articulo

Es oficial: Audi ratificó su ingreso a la Fórmula 1 para 2026 y anunció que comprará el 100% de Sauber