La generación actual del Peugeot 2008 se mantendrá hasta 2030

La generación actual del Peugeot 2008 se mantendrá hasta 2030

Los directivos de Stellantis y de Peugeot en particular, tomaron nota de la demanda y del comportamiento del público en Europa

Foto: Desarrollar una generación completamente nueva es muy costosa

Publicidad
Internacional
APUESTA
A Todo Motor

A Todo Motor

hace 4 semanas

183

5 minutos de lectura

Compartir:

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en WhatsappCopiar link

La segunda generación del Peugeot 2008 tiene ya más de cuatro años en el mercado, y aunque en 2023 recibió el facelift que será incorporado desde el comienzo por la versión producida en El Palomar (Argentina), tiene una larga vida por delante. Así lo aseguran desde el portal Motor.es, que señalan que el B-SUV se mantendrá vigente hasta 2030.

Contrario a lo que hasta hace poco venía ocurriendo, que el ciclo comercial de cada generación se estaba acortando, ahora poco a poco volvió a extenderse y es que la transición hacia la electrificación está obligando a las automotrices a replantear sus estrategias: desarrollar una generación completamente nueva es muy costosa, más aún si tiene que seguir ofreciendo motores de combustión en un contexto en el que se espera que los mismos sean discontinuados. A la vez, pasarse por completo a la electrificación es arriesgado, ya que las ventas de los eléctricos están ralentizándose y no se están cumpliendo las previsiones iniciales.

¿Cuál es la solución lógica? Extender el ciclo comercial de un producto, aunque con una segunda actualización bastante importante, pero sin llegar a ser una renovación completa. Ese es el camino que seguiría el 2008, que viene logrando excelentes cifras de ventas en el Viejo Continente, tanto en sus versiones con motor de combustión como el eléctrico e-2008, y seguramente esto se replique cuando sea lanzado en nuestra región, tal como sucedió con el 208.

De acuerdo a la web española, los directivos de Stellantis y de Peugeot en particular, tomaron nota de la demanda y del comportamiento del público en Europa: todavía siguen prefiriendo los motores de combustión y es que, más allá de que la infraestructura de carga esté a años luz de Sudamérica, ni la red de estaciones ni el propio servicio domiciliario está del todo preparado para la electrificación total, por lo que el proceso está siendo mucho más lento de lo que esperaban inicialmente. Además, han conseguido postergar la implementación de las exigentes normativas Euro VII, por lo que los propulsores tradicionales podrán seguir dando batalla.

Entonces, en el caso del 2008, el B-SUV con su actual facelift tiene por lo menos dos o tres años más en el Viejo Continente para luego recibir otro rediseño y más tecnología que le permitan llegar al final de la década con total vigencia. Luego sí será el momento de una nueva generación, que para aquel momento pasará a ser 100% eléctrica. Mientras tanto, las versiones convencionales o mild-hybrid todavía tienen un largo camino que recorrer. Así lo reportó el portal 16 Válvulas. 

Articulo anterior

Chile, México y Brasil destacan por su red de carga para vehículos eléctricos

Siguiente articulo

El Kia EV3 será presentado el 21 de junio