Volkswagen presenta el facelift del T-Cross MY2025 en Brasil

Volkswagen presenta el facelift del T-Cross MY2025 en Brasil

Las modificaciones son similares a las de las versiones comercializadas en el Viejo Continente

Foto: Mecánicamente, para la región no hay ningún cambio

Publicidad
Internacional
NOVEDAD
A Todo Motor

A Todo Motor

hace 2 semanas

203

5 minutos de lectura

Compartir:

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en WhatsappCopiar link

Luego de la actualización del Polo y del Virtus, finalmente llegó el momento del facelift de la T-Cross, un lavado de cara que ya estaba siendo necesario considerando que el B-SUV había quedado algo de lado tras la llegada del Nivus. Después de varios meses de fotos espía de unidades de pruebas, Volkswagen presentó el rediseño en Brasil. Así lo reportó el portal 16 válvulas.

Tal como se venía anticipando, a simple vista, las modificaciones son similares a las de las versiones comercializadas en el Viejo Continente, aunque hay que tener en cuenta que el modelo sudamericano cuenta con una mayor distancia entre ejes –la misma del Virtus, en lugar de la del Polo-. El resto de los cambios son casi idénticos, sólo quitando algunos detalles por cuestiones de costos. Comenzando por el sector frontal, si bien los faros mantienen su formato, cuentan con proyectores de Led y una firma luminosa que se extiende hacia las barras horizontales cromadas de la parrilla, que estrena un nuevo entramado. El paragolpes también fue replanteado y ahora se dibuja una suerte de X como en el Taos, pero sin el aplique de color negro. La toma de aire ahora es más grande y en forma de trapecio, mientras que las luces antiniebla pasan a contar con un marco triangular cromado. El sector inferior del paragolpes agrega además un aplique de color aluminio, simulando una defensa.

De perfil sólo incorpora nuevos diseños para las llantas de aleación, mientras que en el sector posterior se rediseñó el layout interno de los faros. El paragolpes agrega una franja de color negro y otra en la parte inferior con un detalle en color aluminio, con dos reflectantes en los extremos.

Puertas adentro, la versión brasileña siguió los pasos de su par europea: toda la plancha frontal fue rediseñada, con nuevas salidas de aire y una nueva disposición de la pantalla del sistema multimedia VW Play. Además, recibió una mejora en los materiales, que si bien no son soft-touch, simulan una costura. Por supuesto, mantiene el instrumental digital Active Info Display, con una pantalla de 8 a 10”.

Mecánicamente, para la región no hay ningún cambio, manteniendo los motores nafteros 1.0 TSI de 95 CV y 165 Nm de par para la versión de entrada y el 1.0 TSI de 116 CV y 200 Nm de torque para las intermedias y tope de gama, con caja manual de 5 marchas para la opción más accesible (esta opción no se comercializa en Brasil) y caja automática de 6 velocidades para el resto. En el país vecino se ofrece además una variante con el 1.4 TSI de 150 CV y 250 Nm de par, también con transmisión automática.

Con su llegada a los concesionarios brasileños prevista para las próximas semanas, su arribo a otros países se concretará en los próximos meses.

 

Articulo anterior

Se filtran imágenes del nuevo KIA EV3, un SUV eléctrico de última generación

Siguiente articulo

Renault iniciará pruebas de vehículos autónomos